1. Home
  2. »
  3. Análisis
  4. »
  5. Los peligros del aumento del apalancamiento financiero: FMI

Los peligros del aumento del apalancamiento financiero: FMI

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Los peligros del aumento del apalancamiento financiero: FMI

El apalancamiento financiero se puede medir como la relación entre el volumen de deuda y el PIB, aproximándose a la capacidad de una economía para pagar su deuda. Incluso antes de la crisis de COVID-19, el apalancamiento en el sector privado no financiero —que comprende hogares y empresas no financieras— había aumentado de manera constante en muchos países, de acuerdo con un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Más recientemente, en medio de la fuerte contracción de la actividad económica provocada por los bloqueos y las prácticas de distanciamiento social durante la pandemia de COVID-19, los responsables de la formulación de políticas tomaron medidas para garantizar que las empresas y los hogares pudieran seguir accediendo a los mercados crediticios y pedir prestado para amortiguar la recesión. Muchas empresas lograron limitar el número de trabajadores que tuvieron que despedir. Y los hogares con problemas de liquidez podrían seguir gastando en artículos necesarios como alquiler, servicios públicos o comestibles.

Consecuencias del apalancamiento financiero

Sin embargo, niveles altos o incrementos rápidos en el apalancamiento pueden representar una vulnerabilidad financiera, dejando a la economía más expuesta a una futura desaceleración severa de la actividad o una fuerte corrección en los precios de los activos. De hecho, las crisis financieras a menudo han estado precedidas de rápidos aumentos del apalancamiento, a menudo conocidos como «auges crediticios».

Tanto en las economías de mercado avanzadas como en las emergentes, el endeudamiento se ha incrementado aún más como resultado del apoyo de políticas brindado en respuesta al choque del COVID-19. Además, la disminución de la producción sufrida por muchos países ha contribuido al aumento de la relación deuda / PIB, y el apalancamiento empresarial ha aumentado 11 puntos porcentuales adicionales del PIB hasta el tercer trimestre de 2020.

La flexibilización de las condiciones financieras —cuando los inversores reducen el precio del riesgo crediticio— proporciona un impulso a la actividad económica a corto plazo. Sin embargo, la flexibilización tiene un costo. Más adelante, en el mediano plazo, surge un mayor riesgo de una fuerte recesión, comenzando en 7-8 trimestres. Esta compensación se acentúa más durante los auges crediticios. Es decir, el impulso a corto plazo es mayor, mientras que los riesgos a la baja a mediano plazo también son mayores.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas