1. Home
  2. »
  3. Noticias
  4. »
  5. En México, el nearshoring detona el boom industrial

En México, el nearshoring detona el boom industrial

Facebook
Twitter
Pinterest

La tendencia del nearshoring impulsa la demanda de espacios industriales por parte de empresas que buscan relocalizar sus operaciones en México y fabricar más cerca de Estados Unidos (el mayor mercado del mundo). El objetivo es reducir costos, hacer más eficiente su cadena de suministro y ganar más competitividad.

A partir del 2021, sobre todo cuando se empezaron a reabrir las economías después de la pandemia, se vio un resurgimiento de los mercados de manufactura, de acuerdo con Luis Gutiérrez, presidente de Prologis Latinoamérica.

Las empresas ven a México como una plataforma muy atractiva para crecer y tener operaciones más eficientes.

Ventajas del nearshoring

Entre las ventajas que posee México destacan el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), su bono demográfico y talento capacitado, la ubicación geográfica, una industria manufacturera desarrollada e infraestructura, por mencionar algunas.

“En los últimos tres años, Prologis ha tenido años récords en cuando a las métricas de ocupación, cercanas al 98%, pues México es un gran destino de inversión. La demanda en 2020 era aproximadamente de 16 millones de pies en nuestros seis mercados, en el 2021 se duplicó, en el 2022 cerró en 35 millones y ahora en el primer cuarto del 2023 estamos viendo que la tendencia sigue siendo favorable”, explicó.

Prologis es una empresa inversionista, propietaria, operadora y desarrolladora de bienes raíces industriales a nivel global que provee infraestructura para empresas de logística y manufactura de exportación.

En el mundo, cuenta con alrededor de 1,200 millones de pies cuadrados y en México están presentes en seis mercados: Ciudad Juárez, Reynosa, Tijuana, Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México, en donde tienen más de 220 propiedades que representan más de 48 millones de pies cuadrados.

Estrategia

El nearshoring es la estrategia de externalización por la que una empresa transfiere parte de su producción a terceros que, a pesar de ubicarse en otros países, están localizados en destinos cercanos y con una zona horaria semejante.

Esta práctica surge como respuesta al offshoring, que con el objetivo de reducir los costos busca proveedores en otros destinos, por lo general, en Asia.

Noticias Relacionadas